CES pide planificación para adaptar la actividad económica a la evolución diaria de la pandemia
29
ABR

CES pide planificación para adaptar la actividad económica a la evolución diaria de la pandemia

En el primer trimestre del año se han perdido 800 empleos en Salamanca. “Los datos pueden ser aún más terribles en los próximos meses si las administraciones no apoyan mucho más a las pymes y autónomos”.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2021, dados a conocer hoy por el INE, reflejan que se han perdido 800 empleos en la provincia de Salamanca en los tres primeros meses del año y que hay 700 parados más.

Ante estas alarmantes cifras, la Confederación Empresarios de Salamanca (CES) alerta de que “o las administraciones apoyan mucho más a las pequeñas y medianas empresas, y a los autónomos, que son los grandes generadores de empleo en España, o los datos de pérdida de empleo serán aún más terribles en los próximos meses”.

El presidente de CES, José Vicente Martín Galeano, cree que estas cifras de desempleo todavía no reflejan la intensa destrucción de empleo que se puede seguir sufriendo de seguir por el mismo camino y prevé que el empleo siga contrayéndose hasta que no finalicen las restricciones de movimiento y a la actividad económica.

Por todo ello y, para paliar las tremendas consecuencias que el Covid-19 está teniendo en el tejido empresarial y productivo, CES demanda tanto al Gobierno central como al resto de administraciones planificación para adaptar la actividad económica a la evolución diaria de la pandemia tras el fin de estado de alarma el próximo 9 de mayo. “Sólo así podremos salir más rápido de esta parálisis económica, al mismo tiempo que se garantizan las medidas sanitarias. Pero para ello los políticos tienen que tener en cuenta el criterio del tejido empresarial, que son los que verdaderamente vemos cuáles son nuestras necesidades reales”.

La organización empresarial más representativa de Salamanca incide en que “si bien los empresarios somos conscientes de la emergencia sanitaria, precisamos planificación y racionalidad, ausentes por completo en muchos momentos en las decisiones adoptadas por los órganos competentes, para evitar la destrucción de más puestos de trabajo y para que el sistema productivo comience una recuperación paulatina”.

En esta línea, CES defiende “que se establezcan las medidas necesarias y efectivas para cada momento de carácter económico por parte de las Administraciones estatales, autonómicas y locales, y que éstas actúen con diligencia y celeridad, ya que de ello depende el bienestar de los empresarios, trabajadores y de la sociedad en su conjunto”.

Compartir en Redes Sociales

¿Desea más información?

Entre en contacto con nosotros si desea más información

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.